Hostemur espera llegar a un acuerdo sobre la revisión de la ordenanza

La presidenta de Hostemur, Soledad Díaz, reconoció ayer que el Ayuntamiento no ha estado acertado «ni en las fechas ni en las formas» a la hora de recordar a los establecimientos con terrazas que levanten los toldos hechos de lonas en plena Navidad, con los clientes sentados en las mesas. «La gente no tiene culpa de nada. Que se presentase la jefa de Vía Pública el día 30, víspera de Nochevieja, con dos agentes de Policía Local, pues no fue el mejor día», incide. «Yo lo vi y no me gustó». No obstante, Díaz asegura que las relaciones con la Concejalía de Calidad Urbana son cordiales y que ambas partes están por la labor de trabajar por la revisión de la ordenanza municipal para conseguir que se haga un uso más responsable del espacio público y que se especifique el frío como una circunstancia singular para permitir que se bajen los toldos de lona.Resultado de imagen para hostemur

Hostemur tiene previsto celebrar la semana próxima una reunión con el edil José Guillén para que los interesados puedan expresarle su postura. La secretaria general, Laura Mateo, considera que es posible llegar a un entendimiento y a un acuerdo, y no cree que prosperen medidas radicales como una huelga, algo planteado ayer a título individual por algún empresario aprovechando el anonimato y amparándose en el paraguas de pertenecer supuestamente a Hostemur. «Nosotros estamos aquí para trabajar por lo mejor para el sector desde los despachos. Sabemos que no todos los locales tienen el mismo problema y de lo que se trata es de adaptar la normativa, poner un poco de orden y conseguir un equilibrio porque también hay vecinos, tienen que pasar vehículos de emergencia y cuando la gente de desinhibe a determinadas horas es difícil de controlar».

Los grupos políticos de la oposición han manifestado en más de una ocasión que el descontrol de las terrazas hacía que algunas zonas públicas, las más turísticas, parecieran «comedores privados».

label,

About the author