in Marketing

La gran mentira de Google Adwords

Si lees esto, el amarillismo de mi titular ha surtido efecto. Ahora me toca matizar mis palabras.

Este artículo no va de charlar mal de Google AdWords, en tanto que sería bastante incongruente por mi parte. En Encomia llevamos muchos años trabajando con el servicio de propaganda de Google con espléndidos resultados. Somos Google Partners y estamos persuadidos de que Google AdWords es de los mejores métodos para promocionar un negocio on line.

Realmente, en el artículo deseaba redactar sobre una de esas verdades que se han admitido en torno al funcionamiento de Google AdWords. En ocasiones sirven para facilitar su funcionamiento, en ocasiones se transforman en un inconveniente al explicar la aptitud de una campaña de marketing. Como afirmarían en Yoigo, comencemos con la primera verdad auténtica (que no lo es):

Adwords es una subasta
Simple, claro y sucinto. Si conoces algo de Google AdWords, habrás escuchado esta oración en más de una ocasión. Muchas agencias explican de este modo el servicio de Pago Por Click (pay per click). Anteriormente, asimismo empleé este razonamiento. Aun el propio Google facilita de esta forma su servicio:

Crea tu cuenta en Google AdWords
Crea tu campaña
Define tu presupuesto: ¿cuánto estás presto a abonar al día?
Crea tus anuncios
Escoge tus palabras clave: aquellas que tus clientes del servicio potenciales usarían al procurarte
¡Ya está ya listo! Tu campaña está publicándose, y terminas de entrar en el sistema de subastas de Google AdWords. Conforme lo que esté presto a abonar tu competencia para tus palabras clave, de esta manera va a salir tu anuncio publicado.

¿Está claro? Por si acaso existe alguna duda todavía, voy a procurar poner un caso más del planeta no digital:

Imagina que estás en una casa de subastas. Esto es Google AdWords.
Entre lo que subastan el día de hoy, hay una chapa del mundial ochenta y dos que la quieres para tu compilación. Esto es la palabra clave por la que deseas pujar.
Empieza la subasta y el señor con bigote que hay junto a ti grita: ¡cincuenta dólares americanos ! y al instante tu respondes: ¡cien dólares americanos !. Esto es tu puja máxima
Ya está, pagas más, ¡has ganado!

La diferencia en AdWords es que no pujas por una chapa del ochenta y dos, pujas por una palabra y Google solo te lo va a cobrar si un cliente del servicio hace clic en ella. Acá, la puja máxima sirve para establecer exactamente en qué situación se va a mostrar tu anuncio en los resultados de google cuando los clientes del servicio procuren por esa palabra clave.adwords

Ahora sí, todo muy claro. Cuando menos, a mi me han vendido mi vida que una subasta marcha de este modo, ¿No? Puesto que no, y esto nos conduce al siguiente punto:

Google AdWords NO es una subasta
Más despacio, genio. Entonces, ¿AdWords es una subasta o bien no lo es? Puesto que sí, es una subasta mas no como te la han contado toda la vida. Para procurar explicarlo, volveré al ejemplo anterior:

Imagínate que estás en una casa de subastas. Esto es Adwords.
Deseas pujar por una chapa del Mundial del ochenta y dos. Esto es la palabra clave.
Empieza la subasta y el señor con bigote que hay junto a ti grita: ¡cincuenta dólares americanos ! y al instante tu respondes: ¡cien dólares americanos !. Esto es tu puja máxima
Ya está, ¡premio para el caballero del bigote!
¿De qué manera posiblemente , pagando menos, se haya llevado mi chapa? Estudiando un tanto, descubres que en esta casa de subastas adoran los bigotes. Además de esto, en la puerta pone que los trajes azules (como el que llevaba tu contendiente) son bienvenidos. Y, por si no fuera suficiente, los clientes del servicio de ese caballero siempre y en todo momento salen contentos de su tienda de chapas. Él siempre y en toda circunstancia paga a tiempo y lleva años visitando esta casa de subastas. Por todo ello, su dinero vale más y el caballero con bigote tiene tu deseada chapa del ochenta y dos.

Perfecto. Mas, ¿qué ha de ver esto con Google AdWords? Puesto que resulta que marcha igual. Aparte de tu puja máxima, hay un factor multiplicador para establecer dónde aparece tu anuncio: se trata del Quality Score o bien nivel de calidad.

Nivel de calidad o bien Quality Score: cuando el dinero no lo es todo
Ahora que te he desvelado (o bien no), el misterio de Google AdWords te afirmaré que el Quality Score es el valor más esencial de una campaña de pago por click. Mejorándolo lograrás más clicks por menos dinero.

¿De qué manera establece AdWords la situación de tu anuncio? A través de el AdRank, una fórmula matemática que multiplica tu puja máxima (CPC Máximo) por el nivel de calidad (un valor de 1 a diez) de esa palabra clave. El anunciante que consiga mayor valor aparecerá en mejor posición:

Con esta fórmula es simple imaginar de qué forma se puede optimar tu inversión en Google AdWords. Lograr un Quality Score de diez puede suponer un noventa por ciento de ahorro en todos y cada click, sosteniendo exactamente la misma situación en Google.

¿Qué factores influyen en el nivel de calidad – Quality Score?
Esta es el interrogante del millón. Si llegado acá no te la habías hecho, avísame por el hecho de que debo parar de escribir inmediatamente.

La verdad es que la contestación no es sencillo. La propia experiencia revela ciertos factores determinantes para calcular el nivel de calidad de las palabras clave:

El click through rate (Clic-Through Rate): el número de usuarios que hacen click por cada cien veces que tu anuncio sale publicado
La relevancia de tu página de destino: cuanto mayor sea la relación entre la busca del usuario y la página de destino de tu anuncio, mejor va a ser tu nivel de calidad. Si el usuario procuró gatos, no aguarda encontrarse tortugas en tu página de destino.
La relevancia de tu anuncio con la busca del usuario: de igual modo, se debe guardar una angosta relación entre la busca del usuario y el propio texto del anuncio. En caso contrario, el click through rate se caerá (¿quién hace clic en anuncios de tortugas cuando procuraba comida para su gato?)
Las extensiones de campaña: si puedes, debes publicar todo género de extensiones en tu campaña de AdWords (de localización, de links de lugar, de llamada…). A Google le chifla tener dónde seleccionar al publicar tu anuncio. Estima que aprovechas sus herramientas y te premia por este motivo.
Factores técnicos adicionales: tener una web que carga veloz, con un código optimado y una tasa de rebote baja asimismo influyen de forma positiva en el nivel de calidad de tus palabras.
Otros factores (no reconocidos): la antigüedad de la campaña, la estabilidad de publicación o bien aun el quality score del resto de tus campañas/anuncios son factores que muchos afirman que pueden afectar al Quality Score.
Trabajar sobre todos estos valores, y también investigar diariamente sobre qué otros factores van a poder prosperar el Quality Score y el desempeño de la campaña son solo alguno de las labores que se trabajan en una buena campaña de pay per click en Google AdWords. De ahí que, si bien para facilitar en ocasiones venga realmente bien hacerlo, me semeja una enorme patraña decir que Google AdWords es una simple subasta.

Si ya conocías sobre la relevancia del Quality Score y has llegado hasta aquí: lo siento por haberte robado tiempo; te recomiendo que me insultes en los comentarios.

Si por contra te he descubierto un planeta nuevo, asimismo puedes dejar un comentario o bien charlar con nosotros a fin de que administremos la mercadotecnia en línea de tu proyecto. Vamos a estar encantadísimos 😉

Written By:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *