in Actualidad

Los mejores cursos de formación para conseguir trabajo en el futuro

No pocos son los que tienen dudas sobre qué capacitación elegir para ampliar las posibilidades de encontrar un trabajo estable como aprender ingles con un curso de ingles, y en verdad legión son los que al calor de las nuevas tecnologías, en algún instante dado, se decantaron por profesiones que un día prometían el planeta y al final no quedaban más que en burbujas con aspirantes en cantidad. La idea de asegurarse un trabajo digno al mundo entero le atrae, le ha atraído y le atraerá, cierto es; mas, ¿qué sucede cuando se llega demasiado tarde y no se hace más que entrar de lleno en una espiral de competencia que degrada la profesión? Lo mejor que se puede hacer en este contexto es prestar atención y ponerse al día sobre las profesiones que más demanda y posibilidades van a tener en el futuro.

No es cuestión trivial, y por esta razón nos hemos puesto en contacto con Cursos.com; una start-up de España integrada por especialistas de diferentes ámbitos con una meta en común: formar a los profesiones del mañana en los trabajos que demandará la sociedad a corto, medio y largo plazo. ¿Se os ocurren cuáles pueden ser? Nos han dado ciertas pistas.

1. Trabajos del futuro
El futuro es muy impredecible desde el punto de vista laboral, y en verdad unos años atrás muchos no habrían pensado en que determinados oficios y también ideas rompedoras llegarían a tener el éxito y la aceptación que tienen actualmente. De la misma manera es exactamente en estos instantes cuando las nuevas tecnologías y los oficios y profesiones ya existentes viven genuinas perturbaciones que en unos años nos volverán a asombrar. ¿Deseáis sumaros al carro del futuro?

Más de uno va a haber pensado al leer el parágrafo precedente que necesariamente debemos estar hablando de robótica, realidad virtual y temas relacionados con las nuevas tecnologías, ¿cierto?? Bueno, puesto que solamente lejos de la realidad, puesto que el futuro no va a hacer que todos y cada uno de los trabajos que conocemos hoy vayan a desaparecer en pro de la automatización. Para nada, y en verdad el caso de los conductores de ambulancias es un claro ejemplo.

El ámbito sanitario normalmente, aunque es tendente a tomar elementos auxiliares de alta tecnología para progresar la precisión, los tratamientos y las analíticas, no lo es tanto para reemplazar la acción humana. Cada paciente es un planeta en sí, con sus particularidades y necesidades; y mucho va a haber que aguardar a fin de que la mano de obra robotizada en este ámbito sea capaz de entenderlo y obrar en consecuencia. ¿Alguien se imagina un vehículo de urgencia saltándose la normativa de la DGT y siendo conducido por un algoritmo? No da mucha confianza, ¿cierto?? En especial cuando vemos que los turismos autónomos todavía no son capaces de proseguirse una senda sin ocasionar sustos.

Eso sí, hay que advertir que no se trata de un oficio fácil, puesto que los nervios, la paciencia y el estómago que deben tener estos profesionales no tiene parangón. Por no charlar de las precisas habilidades al volante, claro está. ¿Os resulta interesante? Puesto que en un caso así no precisáis más que el carné B (el de turismo) y el título de Grado Medio en Transporte y Urgencias Sanitarias.

A propósito, los conductores de ambulancias tienen asimismo un futuro prometedor visto el progresivo éxito que tiene la criogenización en medio mundo; España incluida. ¿No os lo habíais planteado? El futuro trae muchas sorpresas.

Sí, de esta forma es; los drones son más que un juguete de la tienda de el rincón. En verdad se han transformado en una herramienta clave para el planeta de la fotografía, del cine y de los medios audiovisuales generalmente. Algo que en honor a la verdad no es extraño, puesto que merced a estas naves los directivos y profesionales del ámbito son capaces de conseguir espléndidas tomas aéreas de alta precisión y nitidez sin gastarse grandes partidas en helicópteros y avionetas. Y que conste no nos referimos exactamente al cuadricóptero del bazar, sino más bien a costosos dispositivos que son capaces operar con telemetría precisa, estabilizadores industriales y sistemas de captación de imágenes en alta definición.

La industria se fija en las bondades de esta clase de máquinas, mas resulta que el Ministerio de Promuevo también; razón por la que ha regulado, a través del R. D. Ley 8/2014, lo que originalmente era una afición; y todo con la meta de profesionalizarlo con titulaciones y formaciones estrictas. La más famosa y valorada es la RPS ( Remotely Piloted Aircaft), y si os resulta interesante conseguirla deberéis anotaros en una escuela de aviación acreditada por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea -conocidas como “centros ATOS”-. Hay presentar un certificado médico y aprobar 2 exámenes, uno teorético y otro práctico.

Related Posts

Written By:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *